Fallece en Nueva York Elliott Carter, uno de los grandes compositores del siglo XX

Elliot Carter

 

 

 

 

 

 

Julián Fuentes y Paula Delicado

El pasado lunes, a falta de poco más de un mes para su centésimo cuarto aniversario, la figura de la vanguardia contemporánea musical nos dejó para siempre. En los últimos diez años de su vida escribió más de 40 composiciones, entre las que destaca Interventions for piano and orchestra, estrenada por la Orquesta Sinfónica de Boston y Daniel Barenboim en 2008 con motivo del centenario del nacimiento del compositor. A la edad de  90 años estrenó su primera y única ópera What Next? En total, compuso durante su larga carrera musical de más de 80 años, 158 obras.

Desde muy temprana edad comenzó a recibir sus primeras nociones musicales dando clases de piano, a pesar de la no aprobación de sus padres a que dedicara su vida a la música. Fue en la década de los años 20 cuando decidió convertirse en compositor, a causa de la fascinación que le producía la música de Stravinsky, Scriabin y Ravel. Fue trascendente, en ese sentido, su encuentro con Charles Ives en 1925, quien le introdujo en el mundo musical norteamericano. Posteriormente, además de continuar con sus estudios musicales en Longy School of Music, ingresó en la Universidad de Harvard para estudiar literatura inglesa y continuar su formación musical una vez terminada su licenciatura. Más tarde, ampliaría estos estudios con Nadia Boulanger en París. A su regreso a Estados Unidos, trabajó como director musical de la compañía de ballet Caravan de Nueva York y de crítico musical para la revista Modern Music. Durante la Segunda Guerra Mundial, Carter fue consultor de la oficina de información de guerra de Estados Unidos. Al terminar la contienda bélica volvió a dedicarse a la docencia en prestigiosos centros.

Las primeras partituras de Carter se vieron influidas por el estilo de Aaron Copland y Samuel Barber. Más tarde, bebió en la fuente del neoclasicismo de Igor Stravinski y Paul Hindemith. La Sinfonía nº 1 (1942) y Dialogues II, estrenada en la Scala de Milán, son algunas de sus obras más tempranas. A finales de los cuarenta el estilo de Carter cambió. Nació, entonces, la que está considerada una de sus primeras obras maestras: el Cuarteto de Cuerdas nº1 (1951) Entre sus obras más conocidas se encuentran Variaciones para orquesta (1954-1955), Doble concierto para clavicémbalo, piano y dos orquestas de cámara (1959-1961), Concierto para piano (1967), Concierto para orquesta (1969) y la Sinfonía de tres orquestas (1976).

Durante su carrera musical fue reconocido con premios como el Pulitzer de Música en dos ocasiones, la medalla Sibelius, el prestigioso premio Siemens de Alemania y la Medalla Nacional de las Artes de Estados Unidos en 1985, siendo el primer compositor en recibir esta condecoración. Fue nombrado también Comandante de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Elliott Carter describió en una ocasión su música como: «una reflexión sobre la sociedad moderna, democrática, donde la gente tiene que cooperar, pero mantener al mismo tiempo su individualidad». Así lo hizo con su obra y así lo hizo con su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s