Bicentenario del nacimiento de Verdi

¡Viva Verdi!

Giuseppe Verdi (1813-1901)

Giuseppe Verdi (1813-1901)

Sofía Tamarit y María Carcelén

“Retorna a lo antiguo y serás moderno”

¡Quién iba a imaginar que el hijo de unos humildes campesinos se convertiría en unos de los grandes compositores de ópera!

Giuseppe Verdi, quien nació en Parma el 10 de octubre de 1813, fue un niño precoz que a la edad de tres años ya jugueteaba con el piano. Dado que en su hogar reinaba la incultura musical, éste fue a estudiar a la ciudad vecina de Busseto, donde fue acogido por los Barezzi, donde más tarde volvería para ejercer como director de la Sociedad Filarmónica.

No tuvo gran éxito con su primera ópera “Oberto conde de San Bonifacio”, estrenada en 1839 en La Scala de Milán y “Un giorno di regno” corrió la misma suerte. A esto se le añade las recientes muertes de su mujer Margarita Barezzi y de dos de sus hijos, un duro golpe que supuso su abandono de la composición.

Al cabo de un año, el director de La Scala logró convencerle para escribir “Nabuco” (1842), obra que fue compuesta en menos de tres meses y causó gran sensación dado que el tema de los judíos en Babilonia fue interpretado por el público italiano como una alusión a la oposición al gobierno austríaco en el norte de Italia.

Su nombre derivó en la famosa proclama “Viva Verdi” y se utilizó por el pueblo como acrónimo para aclamar a Víctor Manuel como rey de Italia (Vittorio EmanueleRèd’Italia)

De sus once óperas, las que más popularidad han recibido han sido Rigoletto (1851), Iltrovatore (1853) y La Traviata (1853). Aida (1871) fue un encargo del virrey de Egipto para celebrar la inauguración del Canal de Suez, estrenándose en El Cairo. Su obra no operística más importante es el “Réquiem” (1874) para conmemorar la muerte del novelista italiano AlessandroManzoni.

Tras un silencio de 13 años, con 70 años, compuso su ópera más considerada, Otello (1887), a partir de un libreto que su colaborador habitual, el compositor y libretista italiano Arrigo Boito, había adaptado hábilmente de la tragedia de Shakespeare. Con esta ópera fue acusado de copiar el estilo de Wagner.

Giuseppe Verdi murió en Milán, el 27 de enero de 1901, a causa de un derrame cerebral. Una gran multitud entonó el coro de los esclavos de Nabucco (“Va pensierosull’ali dórate”) como marcha fúnebre. Fue sin duda uno de los reformadores de la ópera italiana y algunos de sus títulos representan una emotiva exaltación de la libertad, el heroísmo y el amor.

Cuentan algunas fuentes que fue rechazado de joven en el examen de ingreso al conservatorio de Milán por tener una mala posición de manos al tocar el piano.

Con el paso del tiempo, dicho conservatorio quiso renombrarse con el nombre del compositor, a lo que éste, con total indiferencia, respondió: “No me quisieron de joven, no sé por qué me querrán de viejo.”

Cartel de la ópera Aida

Cartel de la ópera Aida

El teatro Scala de Milán donde Verdi estrenó muchas de sus óperas

El teatro Scala de Milán donde Verdi estrenó muchas de sus óperas

Obras más famosas de Giuseppe Verdi

Aitor Segura

Giuseppe Verdi fue uno de los más importantes compositores de su época, de sus principales creaciones, se destacan sus óperas. Verdi compuso un gran repertorio muy variado con diferentes temas. Entre las muchas óperas que compuso se podrían destacar las siguientes óperas:

Nabucco: Verdi describió esta ópera como el verdadero comienzo de su carrera artística. Con esta ópera y su coro Va pensiero, Verdi se convirtió en el símbolo del Risorgimiento italiano.

I Lombardi alla prima crociata: Tratando de repetir el éxito de Nabucco, sitúa en este caso a los lombardos en la primera cruzada. Es destacable la frescura de la inventiva verdiana.

Ernani: El mejor trabajo de entre las primeras obras de Verdi. Obtuvo un éxito que se prolongaría durante ochenta años

Attila: Verdi padeció problemas de salud mientras escribía esta pieza, que obtuvo solamente un éxito moderado en su estreno.

Macbeth: El primer Shakespeare de Verdi. Verdi admiraba a Shakespeare y llegó a componer tres óperas basadas en sus obras teatrales.

Luisa Miller: Verdi se aparta del esquema habitual de la comedia de capa y espada del primer Romanticismo para abordar la realidad humana.

Rigoletto: La primera -y más innovadora- de las tres óperas de Verdi del periodo intermedio y que se ha convertido en indispensable del repertorio. Basada en la comedia El rey se divierte de Victor Hugo.

Il trovatore: Este melodrama romántico es una de las partituras más melódicas de Verdi, la trama, un poco enrevesada, se desarrolla durante la Guerra civil catalana (1452-1462)

La traviata: Basada en la narración de La dame aux camélias de Alejandro Dumas, marcó el cenit de los éxitos de Verdi en la segunda parte de su carrera.

Les vêpres siciliennes: Está basada en el hecho histórico de las Vísperas sicilianas, la ópera muestra su origen francés por haber estado destinada al templo de grand opéra.

Un ballo in maschera: La obra tuvo ciertos problemas de censura, pues la temática se basaba en el asesinato de un monarca (Gustavo III de Suecia)

La forza del destino: Esta tragedia fue encargada por el Teatro Imperial de San Petersburgo, y Verdi puede haber sido influido por la tradición rusa en su escritura, forma parte del repertorio operístico habitual.

Don Carlos: Esta gran ópera de Verdi es una de sus mejores creaciones 179 . Su popularidad ha variado mucho en el tiempo, desapareciendo prácticamente hasta los años 50.

Aida: Encargada por el gobernador de Egipto para la inauguración del [canal de Suez], Verdi se inspiró en la gran ópera francesa. Su gran dramatismo y excitante música le otorgó un éxito inmediato.

Simon Boccanegra: Incluso el propio compositor consideraba mejorable su versión de Simon Boccanegra del 1857. Por ello tardó bastante tiempo en el retoque de la misma, labor en la que el libretista Arrigo Boito le ayudó.

Otello: La primera de las obras maestras del periodo tardío de Verdi, fue compuesta tras dieciséis años de silencio por parte del autor. Está considerada la mejor de las más de doscientas óperas inspiradas en Shakespeare.

Falstaff: La opera final de Verdi. La compuso en secreto, pues no estaba seguro de acabarla. Fue la primera ópera cómica tras el fracaso de Un giorno di regno cincuenta y tres años antes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s