Charles Mingus, de la música eclesiástica al Jazz.

Charles-Mingus-resize_0

Raúl del Campo.

Charles Mingus nació en Nogales, Arizona, el 22 de abril de 1922. Es considerado el mejor contrabajista de música de jazz de mitad de siglo XX. A la vez despeñaba otros cargos musicales en su vida como son los de compositor, director de big band y pianista de jazz.

Su madre falleció apenas seis meses después del parto a causa de una miocarditis crónica, quedando Mingus a cargo de una madrastra que le condicionó a trabajar únicamente música relacionada con la iglesia en el hogar, por lo que Charles tuvo sus primeros contactos con la música en la Iglesia Holiness Church de Watts. A pesar de esto, desarrolló un prematuro afecto por el jazz.

Todo empezó en Los Ángeles, allí inició el estudio de trombón. Dada la incompetencia de su profesor comenzó a intrigarse por los instrumentos de cuerda, especialmente por el violonchelo. Un amigo suyo le advirtió que el chelo se trataba de un instrumento más propio de blancos que de negros y esta advertencia fue la que más tarde ayudó a Mingus a elegir el contrabajo como su instrumento principal, con el que desempeñaría la mayor parte de su trayectoria musical.

Escuchando a Duke Ellington, descubrió que había otra música más allá de los muros de la iglesia y tomó lecciones de Red Callender (1916-1992), un magnifico contrabajista de la era del swing. En 1940 obtuvo su primer trabajo serio con el baterista de jazz Lee Young (1914-2008), hermano de Lester Young, y consiguió algunas actuaciones con el clarinetista y saxofonista tenor Barney Bigard (1906-1980) y Louis Armstrong en 1942. Por otro lado, completó su formación teórica y práctica con el conocido contrabajista de la Orquesta Sinfónica de Nueva York Herman Rheinshagen y debutó como compositor en la orquesta de Lionel Hampton en 1947. Conoció al vibrafonista Red Norvo y ello le dio alas para dirigirse a Nueva York en una época en que la Gran Manzana era un hervidero musical de nuevas ideas.

Otro reconocimiento muy importante y singular en la vida de Mingus es que fue conocido como un gran activista en contra del racismo. Sin embargo, quienes lo conocían definían a Charles como un tipo irascible, exigente y matón, pero a la vez como un genio musical. Este carácter suyo quizá fue el causante de que durante toda su vida hiciese muchos enemigos, causando a veces violentas confrontaciones en todo tipo de situaciones, incluyendo en actuaciones y conciertos. Físicamente era un hombre de gran tamaño y constantemente usaba su cuerpo como arma para intimidar. Llegaba hasta tal punto de no importarle interrumpir un concierto para amonestar al público o a uno de sus músicos que había cometido un error e incluso despedirlo en el momento. Como ejemplo, alguno de los recuerdos más impactantes que queda de Mingus , fue una actuación en Filadelfia que terminó cerrando abruptamente la tapa del piano casi quebrándole los dedos al pianista. Seguidamente le dio una bofetada en la boca al trombonista Jimmy Knepper.

Durante su adolescencia escribió un gran número de piezas musicales avanzadas, muchas de ellas en la línea de la Third Stream (una síntesis de música clásica y jazz). Algunas fueron grabadas en 1960 con el director Gunther Schuller y distribuidas como Pre-Bird, en referencia a Charlie “Bird” Parker.

Entre finales de los 1950 y principios de los 1960, grabó el cuerpo de su obra discográfica más importante, en el que se encuentran varias obras maestras repartidas entre distintas casas discográficas: The Clown (Atlantic, 1957); New Tijuana Moods (RCA, 1957); Mingus Ah Um (Columbia, 1959); Blues & Roots (Rhino, 1959); Mingus at Antibes (Atlantic, 1960); Charles Mingus Presents Charlie Mingus (Candid, 1960) o el considerado por muchos críticos su obra maestra, The Black Saint and the Sinner Lady (Impulse!, 1963), y entre esos discos, pequeñas composiciones que se han convertido con el transcurrir del tiempo en grandes estándares del jazz como Goodbye Pork Pie Ha, un homenaje a Lester Young, o Better Get Hit In Yo’ Soul.

Sin embargo, los esfuerzo obsesivos de Mingus de librarse de los riesgos económicos y robos del negocio de la música casi lo volvieron loco en los años 60 (efectivamente, las notas que acompañan al LP The Black Saint fueron escritas por su psicólogo, Dr. Edmund Pollock). Trató de competir con los festivales de Newport organizando su propio Jazz Artists Guild en 1960, pretendía dar más control sobre sus trabajos a los músicos, este esfuerzo colapsó por el ya acostumbrado rencor que subrayaba tantos de los proyectos de Mingus. El calamitoso concierto, auto-producido en el Town Hall de New York 1962; otro sello de grabaciones que duró poco tiempo: Charles Mingus Records, de 1964-65; el fracaso en tratar de publicar su autobiografía “Beneath the Underdog“, y otros reveses colapsaron su cuenta corriente y finalmente su espíritu. Renunció a la música completamente de 1966, reanudando actuaciones en junio de 1969 solo por una necesidad desesperada de dinero.

Escribió, en 1972, siete años antes de morir, su autobiografía, Beneath The Underdog (en castellano, Menos que un perro), obra que ayuda a comprender al músico y describe y critica el ambiente racista en el cual vivió.

A fines de 1977, se le diagnosticó que sufría de esclerosis amiotrófica lateral y menos de un año después, Mingus no pudo más tocar el contrabajo. Una enfermedad degenerativa muscular que acabó con su vida en 1979.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s