El trombón desde sus inicios

Marta Pérez

El trombón es un instrumento de la familia viento-metal constituido por una vara, un pabellón y una boquilla principalmente. Es uno de los instrumentos más originales de los existentes por la peculiaridad de la vara y por sus diversos tipos.

Nos remontamos miles de años atrás para encontrar instrumentos primitivos que puedan coincidir con antecesores del trombón. Aunque es complejo determinar el origen exacto de éste, diversas teorías y musicólogos afirman que en un principio el “trombón” era una caña de bambú, una barra hueca basada en un tubo cilíndrico que emitía un sonido grave y profundo y que en conjunto con ésta, un pabellón realizado a partir de calabaza o de cuerno de animales hacía posible una amplificación del sonido.

Más tarde en la Edad del metal fue posible la transformación de estos rudimentarios instrumentos en metal, haciendo variaciones de éstos que eran tradicionales con el objetivo de mejorar su calidad. Este hecho ayudó al desarrollo y la evolución de forma veloz dando lugar a antecesores esenciales como la Bucina, de procedencia romana (en la España romana, annir), que surgió en el s.II-III antes de Cristo y se considera directo antepasado del trombón. Éste fue de gran importancia ya que incluyó un mayor registro de armónicos y consiguió una emisión sonora más baja. Además, la vara no figuraba en forma de S sino era una extensión de la boquilla algo similar a la forma de la flauta de embolo.

Familia de instrumentos de metal, antecesores de los  actuales

Familia de instrumentos de metal, antecesores de los actuales

 “Les Sacqueboutiers de Toulouse”, un gran grupo de música antigua

“Les Sacqueboutiers de Toulouse”, un gran grupo de música antigua

 

 

 

 

 

 

Como tal lo conocemos desde aproximadamente s.XIV con la aparición del Sacabuche cuyas características son las más cercanas a las del trombón moderno. La gran innovación de éste fue el cambio de la fisonomía de la vara, es decir, pasó de tener la forma U a ser S, haciendo posible así la aparición de la vara tal y como se conoce hoy en día.

El sacabuche, antecesor directo del trombón

El sacabuche, antecesor directo del trombón

Poco a poco fue cogiendo fama en el mundo musical gracias al “alta ensemble” o un conjunto de ministriles que actuaban en ceremonias reales.  Más tarde, hubo por parte de los compositores un interés en escribir obras donde trombones eran los protagonistas o donde simplemente aparecían en compañía de otros instrumentos ya que no formaban parte del esquema habitual de la orquesta clásica. Por ello, el trombón se hizo presente en obras como el Orfeo de Monteverdi, La Creación de Haydn, La sonata en Mi m de Franz Tuma, El concierto en Si b Mayor de Albrechtsberger para trombón alto o el Requiem de Mozart, donde destaca por su solo. Aunque también, en el periodo romántico muchos compositores de sinfonías utilizaron la fuerza y potencia de este instrumento para introducir el tema principal de su composición. Es el caso, de la tercera y cuarta Sinfonía de Anton Brucker y las sinfonías de Gustav Mahler.

Esta fama se vio desmoronada por la invención de las válvulas, en el principio del siglo XVIII, el trombón perdió importancia. El perfeccionamiento del sistema de válvulas fue lo que causó una revolución en la fabricación de instrumentos musicales. Adolphe Sax (1814-1894) utilizó estos sistemas de válvulas para modificar y crear nuevos instrumentos. El trombón de válvulas supuso en un principio una importante revolución pero progresivamente cayó en desuso. Este trombón poseía seis válvulas independientes que representaban las posiciones de la vara. La complejidad de su técnica y la exageración que hacía de las imprecisiones de la entonación provocó que rápidamente se dejara de utilizar.

Trombón de pistones

Trombón de pistones

A finales del siglo XIX muchos músicos se dieron cuenta que el extraño y bonito timbre de los instrumentos de metal se había perdido con los instrumentos de válvulas y que las válvulas no mejoraban la técnica de los instrumentos por lo que la popularidad del trombón fue en aumento y el interés por este instrumento creció desde entonces. Durante el siglo XIX el trombón entró a formar parte de las orquestas sinfónicas. A partir de Berlioz el uso del trombón se hizo necesario para la gran orquesta sinfónica y los compositores más importantes escriben para él. Wagner contribuyó a darle una posición estable. De hecho, esta “nueva fama” se expandió a Francia donde se introdujo el dar clases de trombón en el Conservatorio Superior de París.

Además obras como la Romanza de Carl Maria von Weber  y el Concertino en Mi b M  de Ferdinand David, una de las obras para trombón solista más importante de su repertorio,  realzaron la figura de este instrumento.

En el siglo XX, cuando los compositores explotan todas las posibilidades del trombón, no sólo en la orquesta (confiándole importantes solos), sino también en su papel como solista. A partir de este momento, la literatura para trombón solista aumenta considerablemente. En este siglo, el trombón es uno de los instrumentos que revoluciona el mundo del jazz y lo lleva a la cima. De todos modos, hoy en día el trombón es un instrumento polivalente ya que se utiliza en diferentes ámbitos: desde lo clásico a lo moderno.

Cuarteto de trombones, la formación de cámara más tradicional del trombón

Cuarteto de trombones, la formación de cámara más tradicional del trombón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s