De la trompa, su invención y perfeccionamiento

trompa

Luis Nuño
       Bolonia, julio 2008

Hay errores garrafales
que perduran con el tiempo,
pero hoy dejo al descubierto
uno de los más notables.

Es la trompa del trompero
de forma tan peculiar,
que sólo cabe pensar
que la inventó… algún churrero.

Aunque en roscas era experto
se lió con los pistones,
confundió sus posiciones,
¡Los dejó en el lado izquierdo!

La campana salió esbelta,
mas… por ahorrar material
quedó apuntando hacia atrás:
¡Faltó añadir media vuelta!

Para su invento estrenar
congregó a mucha gente,
mas, al tocar él de frente…
¡El sonido iba hacia atrás!

Dirigir, pues, le faltaba
el sonido hacia delante,
lo que consiguió al instante
dando al público la espalda.

Por esa idea brillante
los trompistas buenos músicos
tocan de espaldas al público…
si el concierto es importante.

Para ver al Director,
las trompas profesionales
llevan todas un flamante
espejo retrovisor.

Y, como el no dar la “jeta”,
causa muy mala impresión,
colocarse es lo mejor
en la nuca una careta.

Con estos dos complementos,
retrovisor y careta,
se ve la trompa perfecta
y el trompista un gran maestro.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s