García Navarro, uno de los directores de orquesta valencianos más internacionales

garcia navarro 2

Luis Antonio García Navarro

José Luis Vilata

Luis Antonio Garcia Navarro nacido en Chiva (Valencia), empezó como oboísta en la buena banda de su pueblo y completó su formación musical en los Conservatorios de Valencia y Madrid, obteniendo brillantes resultados a lo largo de su trayectoria académica. La vocación musical de García Navarro le había llegado de la mano de su padre, guitarrista aficionado. Desde un primer momento mostró  predisposición por la dirección orquestal. Diversas becas le permitieron estudiar esta especialidad con grandes maestros europeos, como Karl Osterreicher, Franco Ferrara y Hans Swarowsky.

En 1967 ganó el prestigioso concurso internacional de dirección de Besançon (Francia).  Debutó en 1972 con la Orquesta Nacional de España, en Madrid. Galardonado con la Medalla de la Villa de París , fue director de la Orquesta de Barcelona y de la Orquesta de la Ópera de Stuttgart. Tenía previsto dejar la dirección artística y musical del Real en junio de 2002, cuando finalizara el contrato que tenía una vigencia de cinco años.

A partir de 1987, fecha de su nombramiento como director general de música de la Ópera de Stuttgart, García Navarro frecuentó los fosos operísticos más importantes del mundo, especialmente el de la Ópera Estatal de Viena, del que fue principal director invitado, como luego lo sería de la Deutsche Oper de Berlín. Las principales óperas y salas de concierto europeas -Londres, París, Milán, Dresde, Ginebra, San Petersburgo- y americanas -LosÁngeles, Pittsburg, Chicago, SanFrancisco, NuevaYork, BuenosAires-,así como Tokyo, se abrieron regularmente para el maestro García Navarro, cuyas actuaciones en España menudearon como director invitado de las principales orquestas. Con especial dedicación a la música española y al acompañamiento a grandes voces como Montserrat Caballé, Gundula Janowitz, Simon Estes, Jessye Norman, José Carreras, Piero Cappuccilli, etc., por no citar a otros los solistas vocales de reconocido prestigio. Cabe decir que las más importantes voces solistas del último tercio del siglo XX han actuado bajo la dirección musical de García Navarro, en conciertos o representaciones. Pero no es menos impresionante el plantel de grandes solistas instrumentales que han colaborado con el director valenciano, buena parte de los cuales han manifestado de una u otra forma su admiración por la seguridad que transmitía y la comodidad que procuraba a la hora de hacer auténtica música.

GN 1

El maestro García Navarro durante una entrevista en TVE

Su carácter se percibía en su manera de dirigir. Enérgica, brillante, transparente. Respetado y apreciado tanto o más por los profesionales que por el gran público, García Navarro mantenía una relación impecable con la mayoría de los cantantes. Desde Teresa Berganza hasta María Bayo, los elogios no le faltaban. García Navarro contagiaba entusiasmo. Emocionaba su alegría ingenua por encontrar, al fin, un camino de integración en Madrid de la ópera con la sociedad, o de tantas y tantas cosas.

Los últimos años de Luis Antonio García Navarro estuvieron dedicados al Teatro Real de Madrid, del que fue nombrado director artístico y musical en 1997 y en cuyo foso ha protagonizado jornadas muy intensas, partiendo de la solemnidad de la inauguración del nuevo Teatro Real, pasando por actuaciones discutidas y culminando en la sensacional versión que dirigió del Parsifal wagneriano, en la que quizá dejó lo último y lo más grande de su saber musical.

El maestro ejercía la dirección titular de la Orquesta Sinfónica de Madrid, titular del foso del Real, con la que hizo abundantes conciertos, al margen de la labor operística. La iniciativa del maestro valenciano deja otras huellas: la formación del espléndido Coro de la OSM, cuyas actuaciones en el Real han sido meritísimas desde su fundación, y la programación de los eventos musicales destinados a la celebración del centenario de la Orquesta Sinfónica de Madrid.

Estas fueron algunas de las reacciones a la muerte de Luis Antonio García Navarro:

Palabras de Placido Domingo tras conocer la muerte del maestro: “Tuvo la fortuna de poder responder como mejor puede responder un artista: con su arte. Con un Parsifal memorable. Lo fue, aunque mis recuerdos de él sean muy dolorosos. Era tal su  dedicación, su amor por lo que hacía que en una de las funciones, antes del tercer acto, me emocioné hasta llorar al ver lo agotado que estaba y el tremendo esfuerzo que tenía que hacer para subir al podio. Creo sinceramente que disfruté el éxito de Parsifal más por él que por mí. La pena grande es perder a un gran amigo y un gran músico”

Otro músico también se mostró afectado, es el caso de Hans Werner Henze. El compositor alemán admiraba sin reservas al maestro valenciano.

Finalmente, La última vez que bajó al foso del Real para dirigir fue en marzo, con ocasión de la representación de Parsifal de Richard Wagner, con su amigo Placido Domingo en el papel prota gonista, y en la que el director ahora fallecido consiguió un gran éxito de crítica y público.

BIBLIOGRAFIA:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s