Lorin Maazel: fundador de la Orquesta de la Comunidad Valenciana

1402578117_919709_1402578500_noticia_normal

Lorin Maazel en el Palau de les Arts

Sara Romero

Lorin Maazel nació en Francia en 1930. Ya de pequeño demostró unas dotes prodigiosas para la música. Recibió clases de violín, tomó su primera clase de dirección de orquesta a los 7 años e hizo su debut a los 8. Con nueve, en 1939, ya dirigió la Orquesta de Interlochen en la Feria Mundial de Nueva York, así como la Filarmónica de Los Ángeles. Su debut como violinista fue a los 15 años de edad. A parte de dedicarse a la música, también estudió matemáticas y filosofía en la Universidad de Pittsburgh. Sus últimos años como director los pasó al frente de la Orquesta de la Comunidad Valenciana.

En el año 1960 llegó a ser el primer director estadounidense en dirigir en Bayreuth. En Madrid, dirigió a la Orquesta Nacional en febrero de 1956 y ese el mismo año se presentó en el Festival de Granada, donde interpretó el Concierto de violonchelo de Dvorak con Gaspar Cassadó.

Fue director de la Ópera de Berlín entre los años 1965 y 1971 y de la Orquesta Sinfónica de Radio Berlín entre los años 1965 y 1975.

En el año 1972 fue elegido por los miembros de la Orquesta de Cleveland como sucesor de George Szell. En 1982 la dejó la y los años siguientes dirigió la Orquesta de la Ópera de Viena (1982-1984), la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh (1988-1996) y la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera (1993-2002).

En el año 2002 fue elegido sucesor de Kurt Masur al frente de la Filarmónica de Nueva York, cargo que mantuvo hasta 2009. A partir de 2005 desempeñó el cargo, junto a Zubin Mehta, de director titular del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia con la Orquesta de la Comunidad Valenciana, hasta marzo de 2011. Allí, seleccionó y consolidó una orquesta de primera línea mundial. En 2010 fue nombrado director musical de la Orquesta Filarmónica de Múnich para la temporada 2012/2013, aunque tuvo que abandonar el puesto  por razones de salud.

Fue asesor desde el año 2000 de la Cátedra de Violín de la Escuela Superior de Música Reina Sofía de Madrid. En 2005, estrenó su primera ópera en el Covent Garden londinense: 1984, basada en la obra homónima de George Orwell.

Con su esposa, Dietlinde Turban Maazel, fundó en 2009 el Festival de Castleton. Allí,  construyó un teatro y cada verano, durante un mes, se celebraba un festival con operas, conciertos sinfónicos, música de cámara…Todo estaba supervisado, y en parte dirigido, por Maazel. La tarea principal del festival fue la formación de jóvenes talentos. El mismo elegía durante el año a jóvenes intérpretes para formar la orquesta y a jóvenes cantantes para formar el coro para las óperas. Muchos de ellos eran estudiantes, quienes durante su estancia, junto con actuar, recibían clases. En el caso de los cantantes, aparte de canto también tenían clases de actuación, idiomas, estilo, y de otras materias. Al final del festival actuaban en conciertos especiales. El festival es un gran legado que deja Lorin Maazel. Con la formación y actuación de jóvenes se insufla -según Maazel- nueva energía en la música docta. En su último discurso al inaugurar el Festival, pocos días antes de su muerte, dijo que el trabajo con jóvenes intérpretes, directores y cantantes se podía describir como “más que una labor de amor, una labor de felicidad”.

Casi siempre dirigía de memoria, sin partitura. “ Si estás pendiente de pasar las páginas de la partitura es inevitable perder concentración y contacto con la auténtica música. Sólo en contadas ocasiones utilizo la partitura. Sólo cuando no ha habido tiempo material porque es nueva o bien porque es una mera lectura. Como director, intento ser muy práctico. Me esfuerzo en memorizar con rapidez pero sólo porque es la única manera de liberarme de las notas para construir la música de verdad.”

DBAA4D32-0842-4CA0-88DE-A35B530F261D_cx0_cy11_cw0_w1023_r1_s

Lorin Maazel en uno de sus gestos característicos como director

Las obras que ha dirigido mas destacadas son de Richard Strauss, Zemlinsky, Schumann, Rachmaninov o Dvorak. También se interesó por la música contemporánea, especialmente la de Berio y Dallapiccolla. Dirigió las bandas sonoras de las versiones cinematográficas de Don Giovanni, Otello y Carmen, y la adaptación para televisión de la suite orquestal Los Planetas, de Holst.

En 1980, Lorin Maazel dirigió por primera vez el tradicional Concierto de Año Nuevo de Viena, sustituyendo a Willi Boskovsky, quien se había retirado después de dirigirlo ininterrumpidamente durante 25 ediciones. Llegó a dirigir este concierto en 11 ocasiones (1980-1986, 1994, 1996, 1999, 2005). Se hizo muy popular por la simpatía y el buen humor que solía demostrar, sobre todo en el falso inicio del Danubio Azul o al dirigir las palmas de los espectadores en la Marcha Radetzky que cerraba el concierto. Todos los años en este concierto se interpreta la Marcha Radetzky pero sólo en 2005, con Lorin Maazel como director, esta obra no llegó a interpretarse y el concierto terminó con el vals de El Danubio Azul como muestra de solidaridad por las víctimas del tsunami del Océano Índico de 2004.

Lorin Maazel falleció a los 84 años a causa de una neumonía en Virginia (Estados Unidos). En toda su carrera dirigió más de 150 orquestas, dio 5.000 conciertos y grabó aproximadamente 300 trabajos de los mejores músicos de la historia. Aunque su repertorio musical es muy amplio, se le considera un especialista en Mozart, Beethoven, Mahler, Sibelius y Richard Strauss.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s